domingo, 26 de agosto de 2012

Los chakras


Los chakras

     Chakra, palabra de origen sánscrito que significa “rueda”.  Los chakras son vórtices de energía que en su giro absorben energía del entorno y la incorporan a nuestro sistema energético, devolviendo al medio aquella que no nos resulte necesaria. Ese es el funcionamiento natural de los chakras, pero no resulta siempre así, ya que la energía absorbida está asociada a una conciencia y está conciencia no siempre estará asociada a un evento feliz, cuando esto ocurre y el chakra no es capaz de manejarlo podría desde ensuciarse hasta llegar a sufrir alguna lesión.
                             
   Esto puede ser una idea no muy sencilla de aceptar, ya que solemos asumir que solo los seres humanos tenemos conciencia, si en el caso de los animales puede llegar a parecernos discutible no lo consideraremos ni siquiera factible con un lápiz, el agua de un grifo o la luz del sol; los objetos no tienen conciencia. Sentido común comentará la mayoría. ¿Cuán común podrá ser? ¿Sabían que lo que nosotros llamamos sentido común es el conjunto de conocimientos y creencias que nuestros pares o predecesores tenían o tienen por cierta? Sentido común era para los españoles en el mil cuatrocientos que la tierra era plana y al final había dragones, por eso sólo los más intrépidos y los carcelarios condenados a muerte se subían a los barcos. Sentido común era en los tiempos de Virchow  que las enfermedades eran causadas por los desequilibrios de los cuatro humores corporales; sangre, flema, bilis amarilla y bilis negra (¡1800 por Dios!) y parecía locura esto de que fueran pequeños microorganismos los causantes de las enfermedades. Hace solo 200 años. Quien sabe como veremos el mundo en 200 años más, pero es casi seguro que no será como lo vemos ahora y que no faltarán descendientes que se burlen de lo que nosotros llamamos con tanto orgullo “sentido común”. Si recordamos que no estamos (lo más probablemente) en el pináculo del saber, sino que solo en un escalón hasta él, nos resultara más fácil abrirnos a otras creencias posibilidades, al menos de manera hipotética al comienzo. Al final, todo lo que creemos que sabemos, entendemos, conocemos y aceptamos o negamos, son sólo eso; cosas que creemos, creencias.

Cada chakra absorbe una frecuencia de vibración o un margen de frecuencias especificas. Eso implica que cada chakra tiene su propio color, emite una nota musical o sonido propio y tiene su propia manera de percibir y de entender el mundo, su propia sabiduría.

El 1 chakra, también llamado raíz se encuentra ubicado entre nuestras piernas. Nos conecta a la tierra, otorgando sentido a nuestra vida física. Su color es rojo y su enseñanza es la alegría. Su contra enseñanza (es decir la forma que adopta cuando funciona mal) son la ira, cuando el chakra gira invertido y produce energía opuesta a la que produce y captura en estado saludable y la pereza cuando se cierra, tuerce o se desconecta de la tierra y se desnutre. El órgano físico con el cual interactúa son los riñones, con la glándula suprarrenal, cuyas hormonas, la adrenalina y el cortizol se encargan de mantenernos vivos, lo que vuelve a éste el chakra de la supervivencia, de nuestro deseo de estar vivos y disfrutar de la vida. Está asociado al sistema óseo y excretor ligado a los riñones. Se desarrolla activamente hasta los 7 años y luego el primer año de cada una de nuestras etapas de desarrollo de 7 años. Nos enseña la importancia de nuestra familia y sus tradiciones, de la tierra, la historia de nuestro pueblo y la geología en la que vivimos. Nos adaptamos a vivir en ella, por eso luego nos surge natural sobrellevarla y sentimos nostalgia cuando nos separamos de ella.

El 2 chakra, el sacro está cerca de 2 o 3 centímetros por debajo del ombligo, a la altura del tan tien. Su color es naranjo y su enseñanza el bienestar. Es el chakra de nuestra relación afectiva con personas ajenas a nuestra familia (como parejas o amigos), el entorno de personas que podrían llegar a componer nuestra nueva familia biológica y con aquello que nos da placer o deseamos poseer. Es el chakra del placer y de la ambición, de la sexualidad y la manera como la vivimos. Su enseñanza es el bienestar, “no basta con sobrevivir, hay que disfrutar esa vida que se nos da”. Su contra enseñanza es el abuso o la restricción (deseo de poseer algo a costa del bienestar o la voluntad de otro o miedo a lastimar a otros al movernos, lo que genera parálisis). El órgano al que está asociado es a las gónadas sexuales (ovarios y testículos) y a la glándula suprarrenal, específicamente con la hormona llamada aldosterona, la cual es un equivalente biológico a la testosterona, desarrollando caracteres masculinos y deseo sexual. Las hormonas sexuales femeninas no regulan el deseo sexual, solo el embarazo (progesterona) y la fertilidad (estrógenos), por lo que el deseo sexual femenino está ligado a sus riñones. Está también asociado al colón y al sistema excretor ligado a los intestinos. Se desarrolla activamente entre los 7 y 14 años, desarrollando nuestras características sexuales y vinculándonos con nuestros amigos, aprendiendo a buscar nuestra identidad en el grupo y buscando nuevas experiencias.

El 3 chakra, llamado plexo solar, se encuentra a la altura del diafragma. Su color es amarillo y su enseñanza la protección. Es el chakra que se siente en armonía y equilibro con el medio ambiente y que entiende que para mantenerse saludable necesita ser protegido. También está asociado a la digestión y a la racionalidad y hablo de racionalidad y no intelecto o inteligencia porque consideraré que estos últimos son términos más amplios, la racionalidad es la capacidad de “digerir conceptos complejos” a través del análisis. Se fragmentan en partes pequeñas que nos resultan más fáciles de comprender, cuando no somos capaces de desintegrarlas pero nos parece o gente en quien confiamos nos dice que son útiles o veraces conservamos estos “macro conceptos” como creencias o dogmas, los cuales pueden ser útiles o negativos cuando no impiden crecer o nos hacer sufrir, castigándonos a nosotros mismos o a los demás. Las formas negativas de la protección son la destrucción y la autodestrucción. Las cuales pueden ser activas y directas (auto mutilaciones, intentos de suicidio o asesinato) o lentas y graduales en forma de hábitos autodestructivos que a sabiendas que nos dañan los practicamos igualmente (alcoholismo, adicción al trabajo, falta de auto cuidado, etc.). Está asociado a los órganos del páncreas, el hígado (ligados a relaciones con otros, el hígado a relaciones con hombres y el páncreas a relaciones con mujeres) y el bazo (ligado al auto cuidado). Al estómago y al intestino delgado (digestión y absorción tanto de comestibles como de conceptos). Se desarrolla activamente entre los 14 y 21 años. Buscamos nuestra identidad en función de nuestro mundo, nuestra especie y nuestro ecosistema, proteger nuestras ideas y reevaluar las viejas que sentimos que no nos dejan nada o no son saludables para nosotros. No lo notamos, pero las ideas que tenemos sobre nosotros o nuestro entorno nos nutren o desnutren tanto como nuestras comidas.

El 4 chakra, el del corazón se encuentra a la altura del mismo órgano, pero ubicado justo en la mitad del pecho. Su color es verde pistacho y su enseñanza es el amor, la compasión, el perdón y la libertad. Sus contra enseñanzas son la envidia, el rencor  y el odio.  Es el chakra que devela la realidad, no lo que nosotros vemos y creemos que es real, sino la realidad última. La única que tiene sentido, la del amor. El amor enseña que  lo único importante y lo único que dejamos tras de nosotros al morir es el amor, en calidad y cantidad que sentimos por nosotros mismos y por los demás. Nos enseña que todos somos seres amorosos que provocamos y merecemos ser amados, aun cuando esta cualidad parezca tan escondida en algunos de nosotros que se haga fácil olvidarla. Nos enseña que la envidia y el rencor son como las cadenas, pero que no atan a quien o que nos provoca esas emociones, sino a nosotros mismos a ese dolor. El perdón no es la liberación del otro, es la nuestra y la libertad del otro a su vez no depende de nosotros, sino que de él mismo. Podemos restringirlo físicamente, podemos atacarlo psicológicamente, pero jamás podremos quitarle la libertad de su espíritu, lo que algunos llaman dignidad. Como perspectiva vivencial lo que está experimentando es una elección que depende solo de él y no de nosotros, por más que podamos influir el entorno. No es allí (afuera) donde se decide lo que el otro debe sentir, es solo dentro de uno. Como órganos, está asociado al timo, que participa del desarrollo en la pubertad y del sistema sanguíneo y linfático (o inmunológico). Se desarrolla activamente en el 4 año de cada ciclo de 7 años y en el periodo entre los 21 y 28 años, tiempo que tanto ayer como hoy es considerado bueno por casi todas las culturas del planeta (ya sea que comiencen antes o después) para el matrimonio y para engendrar y criar hijos. El corazón se abre para recibir a sus pequeños maestros, aquellos que vienen de estar en contacto directo con el paraíso y que por tanto aun están cargados de un gran amor, que comparten y enseñan a sus padres para que estos los críen en amor y los apoyen a medida que crezcan y su carga de nacimiento vaya diluyéndose. Hay chakras como el 2 que pueden experimentar toda la gama de emociones y sentimientos que podemos tener, solo hay uno, el 4 que está dedicado solo a un sentimiento. 

“No existen decisiones imposibles, donde una opción sea correcta y la otra errada. Siempre una será la correcta y será aquella en que se encuentre el amor. Si el amor no está en ninguna de ellas significa que las dos opciones son en realidad la misma y que hay otra que no se ha visto. Deja que sea el amor quien te guíe y te prometo que todas tus decisiones serán acertadas.” YO que soy TÚ.

El 5 chakra, de la garganta, también llamado de la voluntad o de la comunicación, es el chakra que transforma la realidad a través de la palabra. Su color es azul y su sabiduría es el valor, la honestidad y la vocación. Es el chakra que todo lo purifica y transmuta, elevando las vibraciones de aquellas partículas que se han vuelta grandes y oscuras, para que vuelvan a ser partículas ligeras y veloces, luminosas. Muestra que el miedo es solo una ilusión, ya que realmente no hay nada a lo cual temer, ni en la vida ni en la muerte. Nada puede lastimarnos a menos que se lo permitamos, e incluso así, es tanto el amor que Dios siente por nosotros que esas heridas no serán más que manchas que cubran un poco el brillo de nuestra alma. Nos enseña que la gente mala en realidad solo es gente sucia y que basta con limpiarla para que recupere su naturaleza original. El órgano al que está asociado es a la tiroides, (nótese que los chakras están asociados generalmente a los órganos que los colindan y siempre a alguna glándula endocrina, que libere hormonas, o como la hipófisis que libera factores liberadores de hormonas) la cual regula el metabolismo.  Nuestra voluntad está ligada a nuestra capacidad física de ponerla o no en práctica. Inicia su despertar a los 5 años, edad en la que los niños comienzan a mostrar preferencia por ciertas actividades ligadas a su vocación, pero hay que estar atento con este punto, que un niño juegue a ser bombero, pintor o mamá no necesariamente significa que su vocación es uno de estos oficios, pero significa que hay algo en la manera que ellos entienden de estas carreras que es importante para ellos. Del bombero podría ser el valor, la entrega social, la aventura o el aprecio social que despierta o la capacidad de tomar decisiones rápidas. De la mamá podría ser el apoyo social, el cuidar se otros, dar a mor o organizar la vida de otros. Del pintor podría ser un estilo de  ver la vida ligado al arte, pero que tal vez se exprese a través de una carrera completamente distinta, tal vez ser cirujano plástico, diseñador de modelos de auto o que disfrute de la habilidad manual y sea carpintero. Para entender en que pueden derivar estos intereses lo preferible es motivar a que los niños hagan lo que quieran y entender que es lo que los atrae de esto. Tal vez su verdadera pasión se exprese solo en juegos y no en la carrera que dicen querer, como el ser hechicero o aventurero. Tal vez ellos mismos no entiendan que los atrae de estas cosas, pero si se les permite desarrollarse en estos caminos, jugar, aprender y explorar estos temas en la infancia estos aprendizajes les ayudaran de mayores a vislumbrar más claramente cuál es su vocación. La honestidad con uno mismo es la cosa más importante para entender lo que uno tiene que hacer para realizarse y sentirse pleno con la vida que construya. El desarrollo activo de este chakra se da entre los 28 y 35 años, esta es la etapa en la que la persona toma plena conciencia respecto a que es lo que tiene que hacer para realizarse y cumplir los objetivos por los cuales reencarnó. No significa que su vocación se corresponda con su carrera, algunos se lanzaran a trabajar en otra cosa o volverán a estudiar cuando sean lo bastante honestos consigo mismo como para entender su vocación y tengan las posibilidades de hacer este cambio. Si no se puede de golpe o durante esta misma etapa no es necesario entrar en crisis. El próximo chakra en despertar activamente es justamente el encargado de proyectar y no solo transformar la realidad a través de palabras, sino que modificarla físicamente, con nuestras manos.  

El 6 chakra, mejor conocido como tercer ojo es el chakra de la súper percepción. Su color es azul índigo y su sabiduría en la conexión. Es el chakra del amor incondicional, por lo que lo más importante para el tercer ojo es ser capaz de estar siempre y permanentemente en contacto con las personas o esencias a las que se ama. Este chakra no permite que nada se interponga en el camino de su amor y por lo mismo es el encargado de derribar cualquier barrera espacio temporal (otros continentes, siglos de diferencia o la muerte), de desarmar la ilusión en la que estamos inmersos y llamamos realidad, por lo mismo es el chakra de la súper percepción o del psiquismo. Está ligado a la glándula pineal, la cual no es realmente protagónica dentro de nuestro funcionamiento corporal. En realidad, tanto según los neurocientíficos como los médiums está bastante atrofiada en nuestra especie. Se sabe que en otras, como los peces y los mamíferos marinos, capta campos electromagnéticos. Permitiéndoles saber si es de día o de noche o en cual estación del año se encuentran, así como sus rutas migratorias, por lo que realmente funciona como algún tipo de “tercer ojo”, bastante más especializado y exquisito en la información que recibe que nuestros ojos frontales. Todos los humanos nacemos con este chakra activo, pero se atrofia alrededor de nuestro segundo año de vida. El “primer golpe” que lo atrofia es nuestro desarrollo del lenguaje, que lo disminuye bastante. El niño entiende que para comunicarse con los adultos debe “dar forma” a los gemidos, repitiendo sonidos establecidos, que nacen de su garganta ya que estos no entienden la comunicación mental. El “segundo golpe” y el final se produce con el periodo de las pesadillas. Los niños comienzan a tomar algún grado de conciencia de su rol en su nueva encarnación y a encariñarse tanto con sus padres que comienza a privilegiar el compartir sus viajes astrales o sueños con ellos antes que con sus guías espirituales. Es frecuente que en esta transición se pierdan en el astral y caigan a los planos bajos, donde tienen pesadillas. Aparentemente hubo algún periodo dentro de la historia de la humanidad en que funcionó activamente en una gran cantidad de personas, pero algo negativo ocurrió y a raíz de esto nos “desconectamos de la tierra” como especie y desde entonces este chakra se atrofia en casi todos nosotros al crecer. A los demás animales no les ocurre esto, es por esto que sus dueños muchas veces notan que sus plantas y mascotas son sensibles ante ciertas personas o circunstancias. Muchas tribus antiguas notaron esté problema y por muchos milenios lucharon para apalearlo a través de ritos y substancias. Actualmente la humanidad está atravesando un proceso de reconexión, esto no significa que nos volvamos todos psíquicos, tenemos bastantes miedos y prejuicios, muchos originarios del periodo histórico en el que perdimos el psiquismo, que nos lo impiden. Pero nos volvemos más perceptivos y más conscientes de nuestro planeta. El estado de cambio de nuestro planeta está muy ligado al sol. Aquello asociado a nosotros se debe a todo el dolor, ira y terror que hemos esparcido con nuestras guerras por varios milenios, no solo a la contaminación. El planeta se está limpiando. Reconectarnos y dar a amor es un gran paso que podemos dar para sanarlo. Ser conscientes del ecosistema, no solo guiándonos con lo que intenta vendernos la publicidad, sino que con conciencia es un gran paso también (ejemplo; preferir llevar las compras carritos, antes que las bolsas de petróleo, que contaminan el planeta o biodegradables, que se hacen de plantas cultivadas, cultivos que podrían ser de comida para apalear el hambre en el mundo, preferir productos de envases renovables, como cartones o metales, que son reutilizables. Etc.)

El 7 chakra, de la coronilla. Es de color blanco y su perspectiva para mirar el mundo es la comprensión. “no juzgues aquello que no comprendes, solo te causará dolor y mal estar que no tendrían que estar en ti en principio. En lugar de eso llénate de amor y compártelo con los demás. No compartas la negatividad, comparte la luz y la esperanza.” Está ligado a la glándula hipófisis, la cual solo secreta dos hormonas en su parte posterior, una ligada al 1 y 4 chakra, la oxitosina que participa en la lactancia y en el parto y la adiuretina, ligada a la reabsorción de líquidos en los riñones. La parte anterior secreta “factores liberadores” que regulan la secreción de más hormonas que se producen en otras glándulas. Es el chakra de la comunicación con Dios, de la comprensión absoluta y del sentimiento de unidad y serenidad con todo cuanto exista. Funciona activamente entre los 42 y 49 años, periodo en el cual las personas pueden reevaluar sus vidas y decidir qué cosas conservar y cuales cambiar en el siguiente periodo. A los 50 años se reinicia el ciclo desde el 1 chakra otra vez.

6 ½ chakra. Es de color violeta y su sabiduría es la belleza. Es un pequeño chakra situado entre el 6 y7. El color de los artistas (músicos, artistas visuales, escritores, etc.)y de los monjes contemplativos.  Es el color de la devoción. Siendo esta la capacidad de ver una escena, una persona, un objeto y maravillarse con su historia, admirarse con su fuerza, emocionarse con su delicadeza, su capacidad de sobrellevar su propia cruz con coraje y dignidad o compadecerse de sus caídas y debilidades.  Es la comprensión, cargada con admiración y recubierta con un inmenso amor, uno incondicional, que entiende que no somos más que actores siguiendo un guion que no recordamos bien, pero que recitamos con gran talento y convicción y que igual que el más grande actor, merecemos un tributo; una gran ovación.

   La parte anterior de cada chakra trabaja la enseñanza del chakra referida a los demás; percibir a los demás, ser honesto con los demás, amar a los demás, etc. la parte posterior trabaja la relación con uno mismo; ser honesto con uno mismo (prioridades y vocación), amor propio, autocuidado, sexualidad, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario