jueves, 23 de agosto de 2012

Tratamiento de reiki


Tratamiento de Reiki

Nota: En este post explicaré como realizar el tratamiento de reiki. Aun cuando todo lo básico que puede aprenderse está aqui y puede aprenderse de manera autodidacta todavía recomiendo la presencia de un maestro, al menos al comienzo, para que enseñe a sentir y manipular estas energias.

Previo al tratamiento;
Debido al estado de relajación al que accede la persona cuando se le realiza Reiki, lo ideal es que se practique en un ambiente en el cual la persona se sienta tranquila y segura. Por lo que se recomienda un ambiente limpio y tranquilo (idealmente cerrado a las interrupciones de celulares u otras personas que circulen por el lugar). Todos los aditivos como inciensos, luces tenues, música, que el paciente se quite las joyas, etc., son a elección del sanador y disposición del paciente (a algunos les molestan los inciensos, por ejemplo). No son realmente necesarios, pero pueden ayudar a favorecer el estado de relajación del paciente que el sanador necesita para trabajar.
Muchos pacientes desconocen en qué consiste el tratamiento, por lo que lo más probable es que necesite una breve explicación de lo que ocurrirá, que será una relajación que limpiará su sistema energético, el cual es la fuente de su energía y está muy ligado a su mente, a la psicología y los demás detalles que considere apropiado explicar en cada caso.

Tratamiento;
El paciente puede estar parado, sentado o acostado. La última posición es la predilecta, ya que lo importante es que  le permita sentirse cómodo durante un lapso de tiempo relativamente prolongado (cerca de 40 minutos)
El paciente debe sentirse relajado y lo ideal para que se acomode a este estado es darle una pequeña “tarea mental”, para que entretenga sus pensamientos y pueda “bajar la guardia”, recuérdese que muchos pacientes se sentirán vulnerables al estar acostados y con los ojos cerrados junto a un extraño y en un lugar desconocido. No es porque les vaya a pasar nada malo, es porque hay personas a las que les cuesta más confiar y bajar la guardia que a otras, así como hay otras a las que les cuesta mantenerse quietos y disfrutar de una relajación cuando se sienten aburridos o estresados ante la idea de “no pensar en nada”.  Las posibilidades son varias,
La primera es hacer una pre sesión de relajación, semejante a las que se realizan en yoga. Pedirle al paciente que se relaje, que sienta cada parte de su cuerpo a medida que se van nombrando de un extremo a otro, que se concentre en respirar profundamente varias veces.
La segunda es que se concentre es sus pensamientos, pero que no se involucre tanto en ellos como suele hacer, que intente “dejarlos pasar por su mente” y se distraiga con ellos o con las cosas que le llamen la atención en su entorno, la música, los ruidos, etc
La tercera es que intente visualizar activamente algo, como una habitación en blanco o un jardín de rosas (si se les pretende hacer meditar) o una esfera de color.
Una vez que el paciente está relajado comienza la sesión.
Lo primero que debe hacer el sanador es realizar una oración, que puede ser en voz alta o en silencio – la razón de esto es que el sanador se apronta a abrir un vórtice de energía con el más allá que posiblemente atraerá a todo tipo de seres que estén bajos de energía, ya sea que estén vivos (gente enferma física o mentalmente, estresada o con tendencia al agotamiento) o muertos (fantasmas u otros). La oración dedicada a la guía del sanador y la protección del paciente, el lugar y el sanador mismo servirá para proteger las fugas de energía. Las cuales podrían robar al paciente la energía que está recibiendo y agotar al sanador al drenar no solo la que está sanando, sino también la propia.
Luego debe tocar el ombligo o la cabeza del paciente para “conectarse”. – la explicación es que estas son zonas altamente energéticas. Al conectarse por el ombligo el sanador puede formar un cordón umbilical energético temporal con el paciente, el cual le permite sentir (una vez que ha dominado el arte) los chakras del paciente dentro de si mismo. Con esta información puede saber que tratamiento especifico necesita cada chakra (abrirse si están cerrados, repararse si están rotos, cargarse si están desnutridos, etc.) del paciente y puede sentir a medida que deja de sentir el malestar en si mismo cuan efectiva ha sido su sanación, cuando repasar una zona y eventualmente estimar el nivel de trabajo que será necesario en cada chakra. La conexión por la cabeza permite una conexión con los maestros. El sanador no sentirá el estado del paciente, pero si ha trabajado sus habilidades como médium podrá escuchar a los maestros y seguir sus indicaciones. Es más efectivo como método cuando el sanador ha llegado al límite de su propio conocimiento y la sanación sigue sin completarse, permitir que sean los maestros quienes controles el tratamiento lo hará más efectivo. La conexión por el ombligo es favorita de muchos, porque les permite sentir y por tanto “copuchar”, pero tiene varios riesgos, primero el sanador debe cortar el cordón con sus manos al terminar la sesión para que el paciente no siga drenándole energía, esta vez la suya propia. La segunda es que entonces es el sanador quien necesita completa calma y concentración ya que una pequeña dosis de energía negativa realmente está en su propio cuerpo y un sobresalto repentino, ya sea un ruido o que alguien lo toque hará que dicha energía se quede en su cuerpo y lo más probable es que tendrá que botarla más tarde como una pequeña enfermedad, como una alergia o un resfrío.
Entonces debe recoger el aura del paciente tres veces, es algo que puede hacerse al inicio o al final del trabajo con los chakras – se recoge el aura porque el chakra y el aura forman parte de un sistema integrado. Si yo limpio el chakra de alguien, pero no su aura, la energía negativa que pueda estar en su aura volverá a pasar por su chakra cuando este, recién limpiado, retome su funcionamiento y comience a absorber energía del medio. La primera que tomará será la de su aura y si esta está sucia se re enfermará haciéndolo. Ya que después del tratamiento, sobretodo de los intensivos, suelen estar delicados y sobre responder por varios días.
Será la primera vez que el sanador entrará activamente en contacto con la energía negativa del paciente (por negativa me refiero a oscura, que no debería estar allí, por eso hace mal al chakra. En otro lugar estaría bien, más que cosas buenas o malas en este sistema las cosas son buenas o malas en función si están o no en el lugar que les corresponde). Debe deshacerse de ella, si no sabe purificarla por el mismo tiene varias opciones a elegir. Puede dársela a sus propios guías o a algún árbol cercano que la pueda tratar. A un árbol, no a un arbusto que podría morirse digiriéndola o a la vida en general donde algún ser negativo podría absorberla para nutrirse y engrandecerse o alguna persona desafortunada podría toparse con ella. A un árbol, que la recibirá con la misma gratitud que recibe el abono, lo que para nosotros es caca, para él es nutritivo. La tercera opción, tal vez la de uso más común es arrojarla a un pote con agua (con o sin sal, la sal absorbe, pero no es necesaria el agua con sal a menos que sea critico, la persona esté realmente contaminada y tenga que remojarse en agua con sal) y luego desecharla por el inodoro o arrojarla al fuego de una vela.
El sanador debe sentir uno a uno los chakras del paciente, idealmente en orden, ya sea que parte del 1 al 7 o al revés. El orden es importante porque de lo contrario la energía de los aun sucios puede contaminar a los limpios contiguos. Para hacerlo coloca sus manos sobre cada uno para abrirlos y sentirlos. Luego realiza con una manos un movimiento semejante a un remolino para sacar la energía negativa, mientras coloca la otra como una espátula, para mantener el chakra abierto y la energía fluyendo. Este es el proceso de limpieza. Luego viene el proceso de carga, en el cual se dejan descansar las manos sobre el chakra y se siente el flujo hasta que este se detiene o el sanador siente o se le indica que ya no es necesario. Entonces pasa al siguiente chakra. Este es el conducto regular. Si hay alguno que necesite más trabajo el sanador lo sentirá o le será indicado y probablemente requerirá algo más de tiempo dedicado a dicho chakra. Junto con los 7 chakras principales se deben tratar los menores de las orejas, las manos, en ocasiones los pequeños asociados al 4, 3 y 2 chakras y los de las rodillas, pies, hombros, codos y manos. El proceso completo suele tomar entre 30 y 45 minutos.
Terminada la sanación el sanador agradece la guía y protección de sus maestros y se le entrega una nueva aura limpia para darle al paciente. Ocasionalmente un “bálsamo” cuando el tratamiento fue muy intenso y también puede que se le pida al sanador reparar el aura cuando alguna capa está rota, cortar algún cordón, aliviar alguna vida pasada que aqueja al paciente enviándole luz o limpiar algún bloqueo energético mayor. De manera menos usual se pedirá que envíe al paciente algún mensaje de uno de sus guías o algún familiar fallecido, aunque eso depende mucho del sistema de trabajo y las disposiciones del sanador.
El sanador corta el cordón en caso de haber formado alguno y espera o ayuda en el proceso de regreso del alma al cuerpo, la cual suele desdoblarse para subir a alimentarse de energía, aun cuando pocas personas lo noten, ya que la mayoría siguen estando activamente consientes de su cuerpo aun desdobladas y solo una minoría se duerme o llega a ver a sus guías o familiares durante la sanación.


Este video muestra las posiciones, es la razón por la cual lo he incluido en la explicación y porque de los comentarios del narrador se puede deducir que existen muchas escuelas con muchas con visiones propias y pequeños cambios respecto a la manera de practicar el reiki. no hace falta ser tan estricto, pero si es importante entender que los pasos tienen una razón de ser y que introducir cambios  implica cautela y observación por parte del sanador para entender hasta que punto sus cambios facilitan o entorpecen la terapia.
notese que la mayoria de los reikistas (al menos los que encontrará a travez de la red) no sienten ni interactuan con sus maestros y realizan el procedimiento de manera mecanica. igual para todos sus pacientes. esto es bastante bueno a la hora de cargarlos, pero si los chakras estan muy dañados podría ser insuficiente.
notese también que este video solo muestra una sesión de carga de energía. no enseña el procedimiento de limpieza de los chakras, solo el del aura.


Este video dura casi una hora, pero vale la pena verlo si se tiene tiempo y no se sabe nada del reiki. Explica la noción convencional que la gente tiene del Reiki.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario